MATX IN

​”Ella sabe pintar la vida, el universo. Sus acuarelas esconden los principios de su alma, el granito resalta su belleza y la transporta a lo mundano. Ella, es una obra de arte surrealista, con vestigios de puntillismo y alma del renacimiento. Los mismos dioses se han perdido en sus encantos, en el mismo lugar donde ahora me encuentro”

Anuncios

EL ENANO

​Messi
Messi es una persona increíblemente simple: le gusta jugar fútbol y ya. 
Le han buscado por todos lados que opine de política, de liderazgo, de plata, de economía, de literatura, de moda y nada; responde parco y displicente cuando no es de fútbol. Y cuando es de fútbol, también, él está para jugar. 
Hace un tiempo me molestaba un poco eso, esperaba siempre de él algo más. Pensaba, “Hombre, tener tantas cámaras encima y no aprovecharlas para ‘algo más’, qué desperdicio!”.
Ya no me importa. Tanta habladera en el mundo hoy, tanta opinadera, empezando por la mía, va cansando. Messi se calla y juega que es lo que sabe y le gusta hacer. Lo hace siempre lo mejor que puede, ha ido madurando su juego, acoplándolo a un cuerpo más viejo, le pegan y juega, pocas veces pelea, no simula nunca. No se distrae, el va a jugar, la final y el partido de primera ronda, siempre está. 
Ha ganado casi todo. Su personalidad es diametralmente opuesta a la de dos referentes claves en su carrera: Maradona y Cristiano Ronaldo. A esos tres los admiro. He aprendido a entender a cada uno en su estilo, en sus defectos. Genios con un balón en los pies, humanos llenos de defectos lejos del balón. 
Messi llora hoy. No lo había visto así de triste nunca. Seguramente no sabe y no le importa que un compatriota suyo, un tal Borges, dijo, “La derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce”. No se refería Borges, por supuesto, a la derrota en el fútbol; para Borges, el fútbol era una estupidez, los hinchas estúpidos. Borges, como Messi, era simple, el estaba para escribir y leer y no más. 
Hay algo mágico en las lágrimas dignas de Messi. Muestra la fragilidad de los que más han ganado. Eso está bien.
A Messi no le importa nada lo que digan de él hoy. Está ya pensando en el próximo partido, estoy seguro.
En un mundo tan disperso y superficial, Messi es el símbolo de la posibilidad de dedicarse absolutamente a una sola cosa con cuerpo y alma. Es prueba de la máxima concentración a la que puede llegar un ser humano. 
Yo espero que un día alce una copa más con la camiseta de Argentina, la merece.

LAS PUERTAS DEL CIELO

Un guerrero, un samurai, fue a ver al Maestro Zen Hakuin y le preguntó: “¿Existe el infierno? ¿Existe el cielo? ¿Dónde están las puertas que llevan a ellos? ¿Por dónde puedo entrar?”.

Era un guerrero sencillo. Los guerreros siempre son sencillos, sin astucia en sus mentes, sin matemáticas. Sólo conocen dos cosas: la vida y la muerte. El no había venido a aprender ninguna doctrina; sólo quería saber dónde estaban las puertas, para poder evitar la del infierno y entrar en el cielo. Hakuin le respondió de una manera que sólo un guerrero podía haber entendido.
“¿Quién eres?”, le preguntó Hakuin.
“Soy un samurai”, le respondió el guerrero. En Japón, ser un samurai es algo que da mucho prestigio. Quiere decir que se es un guerrero perfecto, un hombre que no dudaría un segundo en arriesgar su vida. “Soy un samurai, un jefe de samuráis. Hasta el Emperador mismo me respeta”, dijo.
Hakuin se rió y contestó: “¿Un samurai, tú? Pareces un mendigo”.
El orgullo del samurai se sintió herido y olvidó para qué había venido. Sacó su espada y ya estaba a punto de matar a Hakuin cuando éste le dijo”: Esta es la puerta del infierno. Esta espada, esta ira, este ego, te abren la puerta”.
Esto es lo que un guerrero puede comprender. Inmediatamente el samurai entendió. Puso de nuevo la espada en su cinto y Hakuin dijo: Aquí se abren las puertas del cielo”.
El cielo y el infierno están dentro de ti. Ambas puertas están dentro de ti. Cuando te comportas de forma inconsciente, estás en las puertas del infierno; cuando estás alerta y consciente, estás en las puertas del cielo.
La mente es el cielo, la mente es el infierno y la mente tiene la capacidad de convertirse en uno de ellos. Pero la gente sigue pensando que existe en alguna parte, fuera de ellos mismos… El cielo y el infierno no están al final de la vida, están aquí y ahora. A cada momento las puertas se abren… en un segundo se puede ir del infierno al cielo, del cielo al infierno.

​ODA A LA SIRENA:


Porque sueño distante en plenilunios

Los cantos de su voz y su anatema

La dueña de las penas e infortunios

De los que no volvieron de su poema.
Todos los pescadores, las piraguas

Los marineros presos en tus aguas

Verdes, viscosas, chapoteantes, calmas

Sobre ellas vuelan aves con sus almas.
Porque sueño carnívoro y sentido

La gracia claroscura de su halago

Huraño barco que poseído y vago,
Duerme sus velas quietas en lo vahído,

Junto a la luna blanca sobre un lago.

Latente espero a quien aun no ha venido…
Aun no despierto, espero el son prohibido.

Autor: Thiago C.A.

VIKINGOS

Con esta pequeña investigación disfruté bastante, espero sea de su agrado y les sea de utilidad, así sea para entender la serie de History.

Según narran las sagas, Ragnar Lodbrok era hijo de Sigurd Ring (Rey de Suecia y conquistador de Dinamarca) y de su primera esposa, Alfild. A la muerte de éste en una excursión vikinga, Ragnar heredó a los 15 años el trono de Suecia y Dinamarca. No se sabe con exactitud la fecha, aunque se cree que su reinado tuvo lugar entre el siglo VIII y el siglo IX. Parece ser que desde muy pronto tuvo que comenzar a luchar ya que numerosos reyes extranjeros intentaron arrebatarle el reino creyendo que no podría defenderlo al ser tan joven. Consiguió defender su trono y fue considerado como un Rey justo a pesar de su corta edad. Según la leyenda, contaba además con una camisa mágica que le había cosido su madre y que estaba consagrada por los dioses, con ella puesta las heridas no sangrarían y los cortes no podrían atravesarla.

En una de sus expediciones vikingas de saqueo en Noruega, Ragnar conoció a su primera esposa, Ladgerda (Lathgertha) una reconocida guerrera vikinga que se unió a las tropas de Ragnar en la batalla contra Frodo, líder de una tribu escandinava que había invadido Noruega matando a uno de los Jarl (título para definir a los altos jefes nórdicos). El valor mostrado por la guerrera impresionó tanto a Ragnar que tras cortejarla acabó casándose con ella.

El matrimonio sin embargo no duró demasiado, tras un tiempo en Noruega, Ragnar tuvo que volver apresuradamente a su tierra a sofocar una invasión. Persiguió a sus enemigos hasta derrotarlos, fue aclamado por su pueblo y poco después dejó a Ladgerda. No se sabe con certeza si llegaron a tener descendencia.

Poco después, Ragnar y su tripulación navegaron a tierras suecas. Allí atracaron en un puerto y Ragnar envió a varios de sus hombres con harina para que le cocieran pan en una cabaña que había divisado. Sus hombres volvieron con el pan quemado y le contaron a Ragnar que había sido por una bellísima joven a la que no podían parar de admirar. Picado por la curiosidad, el jefe vikingo la mandó llamar y para comprobar si además de bella era inteligente le envió el siguiente mensaje: no debía acudir ni vestida ni desnuda, ni sola ni acompañada, ni hambrienta ni saciada. La joven que se hacía llamar Krake (cuervo) se presentó con una red de pescador alrededor de su cuerpo, acompañada de su perro pastor y con el aroma en la boca de unos puerros que había mordido (otras fuentes hablan de una cebolla o manzanas). Ragnar quedó cautivado y se acabaron casando, teniendo varios hijos que pasarían posteriormente a la historia como grandes jefes vikingos con el apellido Ragnarsson. : Ivar, Björn, Hvitserk (Halfdan), Rogenwald y probablemente también Ubba.

Con el tiempo los daneses empezaron a estar molestos con el hecho de que su Rey se hubiera casado con una mujer de baja cuna y en uno de sus viajes a Suecia estuvo a punto de casarse con la princesa sueca Ingeborg. Sin embargo su mujer Krake se enteró de este hecho y le confesó a Ragnar su auténtico origen. Krake era en realidad Aslaug, hija de Sigurd (Sigfrido, héroe legendario del Cantar de los Nibelungos) y de Brunilda (Brynhildr) una famosa valkiria. Para demostrarlo, Aslaug le prometió a Ragnar que le daría un hijo con la marca del dragón en el ojo. Ese hijo fue Sigurd Ragnarsson, conocido como “ojos de serpiente” o Sigurd serpiente en el ojo, quien según la leyenda tenía la marca de una serpiente o dragón mordiendo su propia cola en el ojo izquierdo.

Según otra leyenda, Ragnar pudo estar casado por segunda vez antes de conocer a Aslaug. Un adivino llegó hasta el danés para hablarle sobre una bella princesa llamada Thora (Thora Borgarhjort) quien estaba cautiva en su casa custodiada por un dragón. Ragnar se puso unos pantalones de cuero manchados en brea y venció al dragón, consiguió a la princesa y así se ganó el apodo de Ragnar “Hairy-Breeches” (pantalón de piel). Sin embargo, Thora enfermó y murió al poco tiempo no sin antes concebir dos hijos: Agnar y Eric. La historia de Thora se acerca más a la leyenda, sin embargo los dos hijos parece ser que sí que existieron aunque algunas fuentes los sitúan como hijos de Aslaug en realidad. En todo caso aparecen en los acontecimientos posteriores de la vida de Ragnar teniendo una importancia muy destacada.

Entre tanto, Eysteinn Beli, padre de la princesa Ingeborg y Rey de Suecia, molesto por el rechazo sufrido hacía su hija, declaró rota su amistad con Ragnar Lodbrok. Esta situación la aprovecharon Eric y Agnar para ir a Suecia a realizar pillajes y a enviar un mensaje al Jarl Eysteinn indicándole que se sometiera a ellos y pidiendo la mano de otra hija suya para Eric. El Rey sueco rechazó la oferta y reuniendo a varios caudillos suecos atacó a los dos hermanos. Agnar murió en la batalla y Eric fue capturado y ejecutado poco después.
Según la leyenda, cuando Aslaug se enteró de la noticia lloró sangre y pidió a los hijos de Ragnar que vengaran a sus hermanos muertos. Reunieron una gigantesca flota que enviaron a Suecia y con una caballería de más de 1.500 hombres encabezada por Aslaug (que se hizo llamar Randalin en el viaje para no ser reconocida) arrasaron las tierras de Eysteinn y le dieron muerte en la batalla.

Ragnar sin embargo no estaba satisfecho con esta venganza ya que parece ser que no contaron con él y comenzó a sentir celos de sus hijos. Para demostrar que seguía siendo el mejor guerrero decidió emprender una expedición a Northumbria con el objetivo de conquistar tierras inglesas. Fue su último viaje.

HOMENAJE DE DESPEDIDA A UN GRANDE

“Antes todo era sencillez, rusticidad y paz. Y de pronto el valle se vio invadido por las máquinas; el medio día fue roto por el ruido estridente de las sirenas; los caminos se perdieron bajo toneladas de polvo y anchas vías cruzaron el verdor de los sembrados; los árboles cercados por el humo, envejecieron y terminaron por perder sus hojas y sus nidos; y el silencio huyó para siempre hacia las montañas. Así como el paisaje los rostros cambiaron también. Ya no era la cara ancha y sonrosada del sembrador. Eran rostros sembrados de cicatrices, con hirsutos pelos que les daban apariencia bestial o ridícula. A eso lo llamaban algunos pomposamente civilización, progreso. La esperanza de la patria estaba allí; con el sacrificio de unos pocos se aseguraban la tranquilidad de muchos, era necesario que el valle perdiera su aspecto bucólico, para que la nación recobrara su estabilidad económica.”

Fernando Soto Aparicio (1933-2016)
“La Rebelión de las ratas”