SORTIL

Iba por la calle ahorita caminando mientras volvía de ver liga de la Justicia, luego de la Biblioteca y cada gotica de agua que me caía me hacía pensar lo bonito que ha sido haberte conocido y conocer a cada persona. Fue un encuentro inesperado, un regalo de los sucesos y me sonreía en cada paso, lo que te he escrito y lo que te deseo escribir, mis ideas y mis momentos ahí van y sé que los guardas, no sé con qué fin, pero los guardas y te sacan una sonrisa, quizá tan grata como la que yo tengo ahora mientras te escribo (En el desconocimiento hacia ti y toda la inspiración que eres) o como la que tienes cuando te ves en un espacio que acoge y regocija lo que quieres y quién eres, es la magia que hacen las ideas. La magia de las gotas está en brindar esa claridad para pensar y en construir momentos cliché o hermosos, yo digo de inspiración absoluta. Y es queme inspiras cada instante, cada paso, me hallo en lo bonito que es haberme topado con tanta calidad humana, esa que brota y no necesita que hayan mil encuentros y millones de segundos compartidos para tener todo plasmado, al menos todo lo bello que no solamente se refleja en el horizonte.

Quizá en el silencio haya una gran perfección, pero en los acordes que genera la lluvia hay un no sé qué, una loca melodía que perfectamente se refiere a todo lo que quisiéramos mostrar… quizá es un silencio mejorado o un silencio más paciente y menos exigente, no sé, la verdad no sé de dónde tanta vida, tanta lucidez para expresar y a la vez sin la capacidad de hacerlo, me desborda, es bello, encuentro en la Lluvia lo que todo niño, joven, adulto debería que son nuevos tiempos, esos que dicen que el amor no es la excepción al decir que se debe todo volver a intentarse, que la música la puede hacer cualquier alma con necesidad de arte…

Anuncios

Día 13: Hagamos otro Trato

Un trato justo. Algo, que aún no sé que es por una sonrisa tuya. Quizás un poema, de 1 hoja, a mano y con pulso firme. Tal vez, un dibujo, donde delinee con firmeza y soltura tus rasgos. Quizás una canción donde exprese lo que haces sentir. Mientras más lo pienso, comprendo que tu y el arte comparten significado. Sin saber que más ofrecerte recurrí a medidas desesperadas y decidí ofrecerte mi tiempo. Con el podría hacerte canciones, dibujos y poemas, y quizás no obtendría sólo una sonrisa. Así pues, te ofrezco mi tiempo para que hagamos de el, arte.

wpid-received_764571880295845.jpeg

ESTRELLA

A veces cuando camino por el universo con mi traje de astronauta siento la necesidad de introducirme en algunos cráteres a reconocer. Otras tantas viajo a cerca de la velocidad de la luz y sin querer me topo con estrellas muy pequeñas para las inmensas que antes he estudiado, aquellas no tan brillantes, no tan cálidas y con pocos cráteres; esas pequeñas me hacen detenerme y apuntar todas las cámaras de reconocimiento que carga mi nave y ¡Oh sorpresa! Quedan ocultos, puesto que el brillo de éste tipo de estrellas no se estudia con la tecnología avanzada que la ciencia me ha encargado junto a la tripulación. Pareciera que son estrellas nuevas que reclaman tiempo, observación y sus cráteres aún visibles solamente se muestran al acercarse ¡No sólo basta con acercarse! Debes ser paciente y permitir que hayan muchas fluctuaciones atómicas para que surjan…por esas estrellas me gusta ser un Astronauta, porque son estrellas que no reciben en las sociedades de Astronomía y no obstante reconocerlas te consigue la confianza para seguir viajando, estacionar la nave cerca y con pasos muy sigilosos reformar eso que en algún momento obligó a nuestra misión deternerse.

Esas Estrellas así, pequeñas, tímidas, con grandes cargas de energía, vida y otros cúmulos de paradójicos habitantes son las que más deseo estudiar y no me niego a esperar que en ese viaje haya la opción de hallar una en dónde pueda quedarme…una estrella que me convierta en su Astronauta oficial y me permita estudiarla tanto como para no tener tiempo de volver con la tripulación.

Hola Estrella…me invitas a ti.

image

LAS PRENOCHES

En su sonrisa hay un no sé que, un no sé cómo, un no sé cuando y un no sé donde que me vuelve loco. Y no exagero con la palabra locura, porque para lo que ella causa no hay remedio, no hay cura, ni siquiera una lobotomía lo arregla. Sólo otra sonrisa, y otra más, y otra más, y así, una cura que enferma y una enfermedad que no quiero que sea curada, excepto por la cura. Todo un disparate lo sé, como un escaparate. Pero entre tanto alboroto y desvarío una cosa cierta si hay. En su rostro guarda magia y con su sonrisa la libera, hoy me robó un poco más y hasta mi fuerte suspiro por la amistad ahoga mi realidad.

La extranjera

35780863211_389c83b563_o.jpg
Últimamente me topo con las letras de Neruda entre mis noches, algunas otras veces es en los amaneceres grises de esta ciudad de la eterna primavera, por ahí van sus doce poemas, los persigo y al toparme con Ellos encuentro esa delicada y poética mirada, la que brilla cual Sol…¿Qué estará sucediendo? Pasé de ver los versos de Neruda a recordarte a ti, parece haber una Nebulosa de ideas ahora mismo en mi cabeza ¿Quién eres? ¿Qué estoy pensando?
En las mañanas, luego de ese otro Sol se muestra -ese Sol, el que siempre estuvo y compite con tu luz-, tarareo “[…]HAZ LO QUE SEA PARA QUE NO PAREZCA AMOR Haz que no parezca Amor. Que es lo que se lleva ahora. Duelen tantas tripas en nombre de la libertad. Tú dices libre y yo digo cobarde. Cobarde todo aquel que no es capaz de comprometerse con el instante. Cobarde todo aquel que no esté presente […]” y antes ¿Qué iría antes? Pues básicamente es lo que temo para dirigirme a ti y…¿Qué va después? Después son los instantes que escribo para ti, no me apena ser patético pues su origen etimológico pathos que quiere decir pasión es lo que me generan las letras, me generas cuando te pienso y ya respondí lo que estoy pensando pues “The aesthetic event is something as evident, as immediate, as indefinable as love, the taste of fruit, of water.” y eres poesía, eres una demostración tan real de lo estético, toda la poesía que vislumbra el camino…el otro Sol que ilumina esta vida y ahí quedamos claros en responder otra de las cuestiones que planteamos ¿Las planteé? ¿Me apoyaste a hacerlo?
Y estamos…sí estamos viajando…
Time carries him as the river carries
A leaf in the downstream water.
No matter. The enchanted one insists
And shapes God with delicate geometry.
Since his illness, since his birth,
He goes on constructing God with the word.
The mightiest love was granted him
Love that does not expect to be loved.
y seguimos, seguiremos estando, pues cabe recalcar que ese amor más poderoso está en simplemente profesar y no en esperar ser amado. Dar es amor real.

Ella 2

…Y qué tarde tuvimos, creo que la tarde duró más de diez horas (dirán “pero una tarde solamente contiene unas pocas seis horas” pues así fue, no fue solamente la tarde, hubo tantos matices), las horas más brillantes en mucho tiempo. Hoy ya hace un par de días que no la veo y es que tenemos en común muchas tareas, tareas de jovencitos, compromisos ¡Ay…es un poquitico estresante! Pero hoy le estoy escribiendo una cartita, una corta en la que espero transmitirle lo que he sentido siempre por Ella, pues…no sé si les conté pero la chica de quién he hablado esta tarde me dijo que quería vivir rodeada de la magia pura que creábamos con cada instante juntos y si es así debía ser muy directo entonces (Je, je, je, je, vamos a dejar claro que ese vivir rodeada es porque desea tener tanta magia en cada momento, no necesariamente porque quiera o desee vivir conmigo ¡Somos muy jóvenes! Al menos esto es lo que siento) vaya, yo armando planes con Ella sin saber si hoy, sábado en la tarde nos podremos ver…a ver, cómo le contaré…¿Por WhatsApp? No…mejor le llamaré a su casa a las 6.

Y ya son las seis, vamos a esperar unos minutos para que no parezca que estuve esperando todo el día este momento para escuchar su voz, en el teléfono marco 4, 5, 5, 2,…, (empiezo a tener esa sensación de grandeza y vacío, esa sensación de esperar que sea Ella quien me conteste, que no sea más nadie) ¡Beep! (Primero), ¡Beep! (El segundo), ¡Be! –Alguien contestó- y dice “Aló buena noche ¿Con quién tengo el gusto de hablar?”  –No era su voz– dije entonces “Me podrías comunicar con…” no terminé de decir cuando por la otra línea Ella contestó “Mami es para mí, gracias” –se imaginan mi paz–, pero su Mamá empezó a decirle “Con que Él es el afortunado…debes invitarlo a la casa”, hubo un silencio un segundo y después surge una frase un tanto cálida de parte de Ella “Oye Joyce, quería que ahorita vayamos a comer algo…tengo muchas ganas de más magia” –notaron que me llamo Joyce ¿No se preguntan cómo es el nombre de Ella? – (Obviamente se refiere a mis abrazos, no hay de otra) para dentro mío pensé –cómo le digo sin sonar muy sorprendido que la llamaba para decir lo mismo ¿A ver tú qué piensas?– se me ocurrió “Vayamos por las mejores alitas que me he comido, son deliciosas y además hay un parquecito como te gusta al frente, nos sentamos en una banquita”, no fue sino que terminase de decir unas pocas palabras cuando ya estaba esta chica impulsiva a más no poder diciendo “En media hora, yo estoy lista” y claramente yo lo estaba desde que prometí tener café preparado para estar juntos.

Y así, no pasó ni media hora cuando ya estaba allá (No, no he olvidado que traería una carta para Ella) la vi a muchos metros ¡Yo veía a muchos metros solamente objetos muy graaaandes! Pero mira, a esta chica la podía ver, así somos.

Volteé un instante y la perdí de mi vista,…, luego de este diálogo con el vecino por mi espalda sentí un apretujón, uno de esos que te hacen reaccionar cada sentimiento bonito y dije “¡SOL! Justamente hablaba con Jorge que te habías perdido y vi que venías por allí” (Sí, sí, mis queridos lectores la joven de quien les hablo y con quien deseo estar inspirado más y más, la que tiene la voz tan propia, la sonrisa tan linda fue nombrada Sol, como diría una amiga, un nombre que la hace ser radiante siempre) y me sale con esta perla “Tú quieres estar conmigo hasta que el Pricipito sea un adulto, pues yo estuve pensándolo mucho y yo quiero tener seguridad de estar enamorada, saber que serás mi religión y tener certeza que ese Dios que no es mi Dios pero que serás para esa religión que construimos, es falible ¡Sí, te hago una cita a Borges!” – Me sonrojé demasiado – (quien me conoce un poco, sabe que mi admiración hacia Jorge Luís Borges es tan grande como su obra y aún su obra sigue siendo inmensa frente a lo que le admiro) y acá vamos por nuestra comida ¡Aaaaah, unas deliciosas alitas con distintas salsas! Y así hasta terminar.

Venía el momento de entregar mi carta, no se notaba ni rastros de lluvia, sería una tarde para descubrirnos aún más y para empezar debía entregar mi carta (Obviamente les compartiré la carta, esta carta la escribí a Sol desde que sabía que por Ella sentía de todo. La he guardado tanto, no saben cuánto…y hasta le llegué a hacer creer que fue un favor para un amigo ¡Qué miedo tanta pasión allí) y saco de mi bolsillo una pequeña maroma (era una maroma porque no tenía tanto sentido, pero se veía bonita. La hice yo mismo, fruto de mi trabajo, era origami para enfrentar la torpeza, sí eso era) Ustedes debieron ver la cara que Ella hizo, no sabía qué decir, una joven de su edad que me dice “Joyce, Joyce ¿Qué es esto?” y yo le respondí “Una carta con lo que pienso y siento para contigo”, con su voz tan inspirada me comenta al oído “Joyce ¡Me he enamorado y aún no he empezado a leer!” y así empezamos

c7d3517c-b684-46a1-8dd9-9bd7c2604322

INVITACIÓN PARA SOL

Ambos sabemos que últimamente el amor, o al menos el intentar amar, es un concepto de valientes.
Me explico: Hay una condescendencia temporádica de ofrecer algo eterno y prostituirse en te amos cada tres meses.
Por eso vuelvo y digo que es un concepto de valientes decidir a quién querer y a quién pretender hacerlo, es casi una metáfora hacer insinuaciones que acaban en una tarde de sexo y luego se convierte en nada. Al final, termina siendo una ironía.

Ya, dejémos de darle forma al asunto… Vos me gustas y eso lo tengo claro. No quiero que esto se convierta en un enamoramiento torpe ni un capricho vergonzoso de quererte un poco.
Quiero explicártelo de una forma en que lo logres entender y puedas visualizar aquél sentimiento en algo más que un escrito poético al que, ahora, le estoy dando vida. Creo solemnemente en que al ser humano lo mueve algo más que las casualidades, pero últimamente me he estado perdiendo en Usted; En la forma inaudita que sonríe, en tus acciones abnegadas para con la gente, en la extraña manera que tiene tu cuerpo de volverme nada, y más que un deseo es admiración.

Y ahora sí, dándole cabida a la poesía… Yo a Usted le siento como un pecado, como una tormenta a cuatro estaciones y un beso que sabe a querer quedarse.
A Usted le siento, y le empiezo a querer, como luna llena sin septiembre
Como abismo, del cual no me importaría lanzarme.

Le empiezo a querer con la dificultad de tiempo atorado en mi garganta y la habilidad de escribirle estas letras con premura. Una sinceridad que me aborda y procese a convertirse en esto.

Vuelvo y rectifico mi postura: No es enamoramiento torpe el que tengo. Es más, me aterra la idea de que fuera así, porque me aterraría quererle tan comúnmente como se quiere hoy. A velocidad de otoño y sin precaución.

Le propongo un trato, conózcame un poco y déjeme conocerla más, déjese persuadir por la intención de mis palabras y dispongamos del corazón para que tome la decisión. Para terminar, y asegurándole una cosa, nunca fui tan valiente y me dispuse a escribir de lo que me genera usted.

Le quiero con la manía loca de un poeta y la cordura precavida un transeúnte cualquiera,
En esta ciudad de la eterna primavera.

Lo leyó en voz alta, quería hacer una pausa en cada palabra, Ella estaba disfrutando estar ahí, sentirse en cada palabra o eso me hizo sentir y vaya uno a saber qué más pasaría en por su mente – Un dilema – o quizás no tanto, pues me dijo al terminar “Mi alma en estos momentos siente haber llegado hace unos días  su casa, como en una experiencia fantástica…el acorde que tengo por alma en este momento ha borrado toda cuál disonancia pudo enfermarla, acepto esta invitación”, adivinen quién estaba poseído por una cierta penumbra (no aquella del tercer tópico de Daniel Damián, sino una de imaginación, uno a esta edad sintiendo tanto).

Esa noche fue realmente bella, apenas eran las 9:30 pm, pasaron muchas cosas más, pero luego las iremos contando…

Escritos

Quizás ya estés dormida y soñando, quizás leas tarde este mensaje, quizás sólo seamos un sueño insignificante en un vasto universo al que no le importamos. Pero, para mi, tu eres un sueño real, eres una sonrisa real, eres una mirada real, una mujer sensual real, una persona real y con eso me basta para desafiar al universo, para decirle que para mi tu no eres insignificante, que para mi eres valiosa para compartir mi tiempo recuerda la amistad es uno de los placeres más grandes que podemos obsequiar lo dijo Horacio hace muchos siglos. Quizás no seamos nada para un montón de estrellas gigantes a las que observamos en la noche, pero quizás, tu y yo seamos esa fuerte y constante amistad que desea formarse y. O romperse, esa que ellas en la distancia observan e iluminan para guiar, sosleyar y hacer grandiosas las cortas estancias que nos ven unir.

Y sí, es un día pesado pero más que eso es el detalle de poder compartir al menos un detalle, uno muy pequeño pero que con la dedicación que lo estoy haciendo valdrá la pena mientras el universo o nosotros nos permitamos unir de nuevo un diálogo…corto o no. Un grande abrazo Señorita.