Declaración de Amor

Ser humano busca otro ser humano
Grande o menudito, alto o acallado
Para mirar sus ojos y estrechar su mano
Ser humano ama a otro ser humano
Debe ser un poco de nubes, también fuego
Un poco árbol y estrellas.
Un poco yo y otro poco tú, mucho nosotros.
Importante que sea de colores su alma
Con sangre libre, y lágrimas torbellinas

Ser humano busca ser humano
Para caminar, o bailar,
Para leer o escapar.
Para encontrar hormigas,
en las hojas del naranjo.
Y compartir el viento y decir
Qué frío hace. Y luego el abrazo.

Ser humano siembra su ser humano.
Abona su piel, para que crezcan flores
Junta sus palmas para hacer magia
Soba su vientre para que llueva adentro
Limpia sus ojos, y conjura los dioses
Ser humano canta a ser humano.
Escriben no sé qué, en el tacto del otro
Guardan silencio, como el bien más preciados
Y pasan la noche. Entre manos, pies y bocas.
Ser humano aprende a ser humano.

 

Anuncios

Y pasa…

Image result for experience sex illustration

La tinta se borra
Las palabras se olvidan
Las promesas de futuro se vuelven pasado
El sabor de los besos es remplazado por otros besos
Las partes sensibles se acostumbran a otras caricias
El estomago arrienda sus instalaciones a otras mariposas
Y pasa es tiempo, y así es…

PENSAMIENTOS SABIOS

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, cielo y exterior

«No juzgues a un hombre por cuántos errores ha cometido, sino por cuántos ha enmendado».

Jigoro Kano

“Un hombre comete errores, Seizô —le dijo en una ocasión Kenzaburô—, es estúpido caminar por este mundo con miedo a equivocarse o lamentándonos de los fallos cometidos, pues ni siquiera Buda era infalible. El único error imperdonable es no intentar corregir lo que se ha hecho mal”. Escuchó aquellas palabras cuando aún era demasiado joven para comprender su significado. Simplemente, los grandes errores de su vida aún estaban por llegar.

Pero ahora las comprendía perfectamente y entendía también que eran una letanía para el propio Kenzaburô, una lección aprendida a través de los años. Un hombre debe ser capaz de perdonar los errores ajenos, pero también debe aprender a perdonarse a sí mismo y a redimirse con sus actos futuros.

LOS ORÍGENES DEL DÍA DE LA MADRE

El Día de la Madre se festejaba en la Antigua Grecia rindiendo honores a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, entre otros.

Recogiendo la tradición helena, los romanos bautizaron esta celebración como la Hilaria, fechada su fiesta el 15 de marzo, día señalado para arrancar tres jornadas de ofrecimientos en el templo de Cibeles. Con la llegada del cristianismo, la celebración se transformó en una fiesta en honor a la Madre de Dios, esto es, a la Virgen María, la madre de Jesús.

En el siglo XVII, empezó a celebrarse un día (el cuarto domingo de Pascua) dedicado a honrar con flores y otras ofrendas a la Iglesia en la que cada uno había sido bautizado, la «Iglesia Madre». Un antecedente de lo que, hacia el año 1600, fue adquiriendo un significado más cercano al actual Día de la Madre. En esas fechas empezó a festejarse el denominado Domingo de las Madres, en la que los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas servían a acaudalados señores, muchas veces lejos de sus hogares, el día era no laborable pero pagado.

No obstante, para encontrar la razón de ser de la actual fecha hay que remontarse a 1870 cuando, en Boston (EE.UU), la activista Julia Ward Howe organizó una gran manifestación pacífica y una celebración religiosa en la que invitó a todas las madres de familia que resultaron víctimas de la guerra de Secesión americana. Su éxito llevó a Anna Reeves Jarvis, ama de casa, a intentar dotar de oficialidad a esta fecha a partir del año 1908 a través de una campaña a nivel nacional. La fecha elegida (el segundo domingo de mayo) respondió a la conmemoración de la muerte de su madre, hecho que marcó su vida y por el que, tomando como base la demanda de Howe, empezó a escribir a personalidades intelectuales influyentes de la época para que apoyaran su petición.

La fecha actual

Su iniciativa no fue en vano y en 1910 ya se celebra en casi todo Estados Unidos y, en 1914 el presidente Wilson convirtió el Día de la Madre en una celebración oficial. Con lo que Jarvis no contaba, y contra ello luchó, fue con el carácter comercial que fue adquiriendo el día. Anna Jarvis llegó a tener disputas con la primera dama Eleanor Roosevelt, que usaba el festivo para campañas de caridad. Anna Jarvis llegó a ser arrestada en 1925 cuando intentó evitar una venta de claveles. La mujer sería internada en un sanatorio en 1940 cuando estaba en la quiebra. Allí moriría en 1948. Sus gastos médicos fueron pagados por las compañías de flores y tarjetas de felicitación

En un reportaje que le hicieron antes de su muerte Ana mencionó su arrepentimiento por haber impulsado el Día de la Madre.

Hasta 1965, en España se celebró el día dedicado a la maternidad coincidiendo con el 8 de diciembre que, según el santoral católico, es la fiesta de la Inmaculada Concepción. El Día de la Madre empezó a celebrarse en España el primer domingo de mayo, así como en Hungría, Lituania, Portugal o Sudáfrica, con el objeto de separar las conmemoraciones y poner énfasis en el valor Mariano del mes de mayo, que es cuando cambian las flores y todo se renueva. La festividad anglosajona influyó decisivamente en esta nueva fecha.

En el resto del planeta está repartido a lo largo del año, aunque la fecha mayoritaria es la del segundo domingo de mayo. Panamá sigue fiel a la fecha de la Inmaculada Concepción.

El Día de la Madre mueve unos $21 mil millones de dólares cada temporada.

¿Péndulo mental o existencial?

“Hay quien no sabe lo que le interesa hasta que empieza a hablar de algo que le aburre…”
J.D. Salinger El guardián entre el centeno

Desde que me da por hacer de mis delirios escritos, he empezado a creer – y a convencerme – de que es placentero el hecho de contar algo con palabras en un texto. Estoy empezando El Péndulo de Foucault de Umberto Eco y me encuentro con que “el mundo de las letras y de sus vertiginosas e infinitas permutaciones es el mundo de la beatitud, la ciencia de la combinación es una música del pensamiento, pero fíjate, has de proceder lentamente, y con cautela, porque tu máquina [o tu cerebro] podría proporcionarte el delirio, no el éxtasis…” a mí lo que me proporciona es el nacimiento de la última a partir de la otra, por eso este blog ha venido llamándose como se llama. Antes de eso Eco dice: “La palabra debe comerse muy lentamente, puede disolverse y volver a combinarse sólo si se ha de derretir en la lengua, y hay que tener mucho cuidado de no babearla…, porque cuando se evapora una letra se rompe el hilo que iba a unirnos a [emanaciones] superiores…” Hablaba de Dios, pero me encantó el contexto. Luego, y ya para dejar al ilustre tranquilo, me deja con esto, y por eso dejé de leer para empezar a escribir: “si desplazas una consonante sin conocer su poder, una de tus extremidades podría cambiar de posición, o de naturaleza, y quedarías brutalmente contrahecho, por fuera, de por vida, y por dentro, para toda la eternidad…” Las palabras son una de las formas más populares de develar lo que se encuentra encriptado en cada silencio que nos produce la percepción cotidiana, sin embargo, las costumbres impuestas nos impulsan a decir lo que se piensa sin pensarlo muy bien; eso hace que se nos distraigan los porqués que se terminarán conformando con la compra de algo, exclusivo, que nos agrupe con otros confusos más, así terminaremos compartiendo la distracción y no el motivo que produjo el silencio original. Los sentires se entretienen mientras se aburren los pensares, lo que siempre está a punto de descubrirse ya nos lo explicaron y nos lo vendieron con las miles de maneras que hay para no estar solo ni en silencio; averigüemos un poco la confesión del otro que seguramente el otro estará averiguando la de nosotros… Quiero esto y quiero aquello, casualmente algo dentro del comercio, es impresionante cómo hemos de sentirnos extraordinarios siendo cada vez más convencionales… ¿Pero de dónde viene lo de ser único? De lo que alberga ese momento de silencio, ése, que se distorsiona con la letra errada y crea a las palabras inciertas…

Karl, Karl viejo amigo…

Hoy 5 de Mayo de 2018, se cumplen 200 años del natalicio de Karl Marx. Los invito a leer este corto escrito que hice sobre su legado:

Para los que conocen un poco sobre mi vida y han tenido la posibilidad de compartir espacios laborales y académicos conmigo, se podrán dar cuenta que en dichos ámbitos he defendido y aplicado muchos de sus legados. Orgullosamente, soy una persona formada en economía política y comunismo, así no crea en todo lo aprendido. Ejemplo, en la igualdad.

Empiezo diciendo que Marx no fue un pensador perfecto, se equivocó en sus predicciones de una sociedad sin clases o en su creencia de la existencia de una sociedad sin clases. Pero acertó en muchas otras, por ejemplo, en la predicción de que muy pocas familias iban a ser dueñas de los medios de producción y dueñas de la economía global. Además, acertó sobre la volatilidad del sistema capitalista que asusta siempre con sus crisis financieras.

Marx fue un humanista. Nunca compartió la idea del trabajo infantil. Cuando se apostó junto a su parcero, Federico Elgels, el trabajo infantil fue parte del epicentro del manifiesto comunista por allá en 1848 cuando fue escrito. Hoy, según cifras de la OIT, uno de cada diez niños está sometido al trabajo infantil.

Gracias a Marx no trabajamos 24 horas al día por 7 días a la semana. Además, por él es que hoy almenos tenemos una jornada laboral con derecho a un espacio para el almuerzo. Marx defendió el derecho a la pereza. Cuando un empleado empieza a trabajar durante jornadas extensas, no termina siendo ni dueño no protagonista de su propia vida. Hoy eso se traduce en la importancia del ocio y del equilibrio entre el trabajo y la familia.

Siempre he pensado que más allá del dinero, las personas deben amar lo que hacen. Esto es un legado de Marx. Uno tiene que disfrutar el trabajo, impremnarlo de alegría y contagiar a los demás. Eso crea sentido de pertenencia por la labor. El empleo debería proporcionarnos la oportunidad de ser creativos y mostrar todo lo bueno de nosotros mismos: ya sea nuestra humanidad, nuestra inteligencia o nuestras habilidades.

Pero si tienes un trabajo miserable que no encaja con tu sensibilidad, terminarás sintiéndote deprimido y aislado. Marx en sus manuscritos en 1844 fue quien empezó a relacionar la satisfacción laboral con el bienestar. Marx predijo que el capitalismo -en su búsqueda de eficiencia y aumento de la producción y de las ganancias- convertiría el trabajo en algo muy especializado.

Uno nunca puede aceptar lo que no nos gusta. Si algo no funciona en su sociedad, si sientes que hay injusticia o desigualdad, puedes armar barullo, organizarte, protestar y luchar por el cambio. Karl Marx creía en la transformación y animaba a los demás a impulsarla.

La protesta organizada ha provocado un gran replanteo social en muchos países: la legislación contra la discriminación racial, contra la homofobia, contra el prejuicio de clase. Además, así fue cómo personas normales y corrientes lograron organizarse para tener un servicio de salud y una jornada laboral de ocho horas, legado que hoy continúa pero que de a poco estamos perdiendo.

Las agudas observaciones de Marx sobre el poder de los medios de comunicación también son muy relevantes en el siglo XXI. “Marx comprendía muy bien el poder que tienen los medios para influir la opinión pública. En estos días hablamos mucho de las “fake news”, que es algo que Marx ya hizo en su tiempo”, dice Vegh Weis.

Marx se acogida a la idea de que la prensa es un motor divisorio de la sociedad. Lo que hoy por hoy, llamamos polarización derivada de los intereses de los medios donde sus dueños son los que decides como alienar a la sociedad de acuerdo a lo que se quiera mostrar.

Marx está en todos nosotros. ¡Viva Marx!

Luís Roberto Mercado Díaz
Medellín, Mayo 2018.