EL RASTRO MITOLÓGICO DE GANDALF

gandal

“Los mitos nórdicos hablan de una figura muy parecida a Gandalf que, cuando se mueve entre los hombres, va disfrazado de viejo caminante, con una barba, una capa hecha girones y apoyado en un bastón. A él también se le conoce por distintos nombres: en la Edda antigua se le llama indistintamente el Viejo, el Caminante, Ygg, Herjan el señor de los Fantasmas, Sigfather, Hropt, Tveggi, Hor el Alto, etcétera. Se trata del dios Odín.

La palabra «Gandalf» significa en la Edda «elfo mágico», que sería un nombre muy adecuado si Gandalf fuera originario de Valinor. El Odín de los nórdicos también se hace pasar por mago delante de los hombres, según este verso del Baldrs Draumar, estrofa 2, de la Edda: «Entonces se levantó Odín, el viejo mago.» Y, en la siguiente estrofa se le llama también «el padre de la magia». En otros pasajes de la Edda, Odín recibe el apelativo de Dios de la magia.

“Sospecho que Gandalf, el mago gris —que apareció en la Tierra Media miles de años atrás procedente del Oeste Lejano, que se disfraza de hombre sin serlo, que es conocido por distintos nombres en distintas tierras, que pasa por la muerte y regresa de ella con más fuerza que antes—, es la versión de Tolkien de Odín, el padre de los dioses, señor de Asgard, y, de hecho, un Valar.”

Pasaje de: Carter, Lin. “Tolkien. El Origen del Señor de los Anillos.”

Anuncios