Vi

Bueno en tal caso la laguna la inundó el río de la imaginación y no el río de la desazón. Sus causes ambos arribaban ahí pero uno se elevaba a la laguna mientras el otro nada más caía, como una mala razón en una familia de ideas.

Era triste lo que a ésta le tocaba sufrir, triste, tanto que la pereza fue quién actuó y encaminó vicios a que desviaran éstos ríos…la pereza se quitó la pereza y actuó, alta razón hay que darle que una madre al ver a un hijo en peligro todo lo cambia, la imaginación es un hijo y ya ves.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s