HISTORIA SIN FINAL

“Recoger, guardar y avanzar. Recoger, guardar y avanzar. Era el ciclo de aquel robot agricultor, así fue programado y funcionaría hasta que terminara su vida útil. Entre tanto, una pequeña semilla que cayó entre sus engranajes empezó a crecer con el mayor esfuerzo del mundo sobreviviendo a las condiciones poco favorables de su hospedaje. Poco a poco lanzó raíces entre los circuitos del metálico personaje y empezó a averiar su sistema. Los movimientos del robot fueron haciéndose más lentos, más pausados y pronto sus funciones empezaron a acabarse, a apagarse. Qué curioso como esta vida artificial dio paso a una cálida y natural”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s