QUE VOY YO A SABER

Y entonces le dije… Usted no es linda, ni siquiera bella. A usted ni siquiera la puedo describir. Porque usted, mujer, es algo que está por encima de hermosa y cualquier estándar de belleza… y yo no soy Dios para saber que es, es más no hay dioses que hagan eso; somos seres que construyen conceptos y aún el concepto de su belleza no ha sido descrito…exijo a la humanidad y a nosotros que lo construyamos, es una tarea ardua que debemos emprender para poder expresarme sin temores.

Anuncios

Un nuevo amanecer

Hoy al atardecer apenas entrando el anochecer, la luz se tiñó de un rosado tenue. A causa de arreboles que pendían de las nubes, eso creía yo; y de un aire turbado por la lluvia cayendo y el polvo elevándose al firmamento. Atónito y ensimismado en la maravilla del fenómeno miré al cielo y noté la realidad de lo que sucedía. Era tan real y fantástico a la vez, que no sabía si creerlo porque lo veía o no creerlo porque lo imaginaba. La realidad fue más increíble que la ficción, superó cualquier sueño. Entre todas las posibilidades que tuve en cuenta, esa, no aparecía en la desviación normal. La luz rosada tenue era resultado de un reflejo.

El sol eternamente enamorado de la luna y por siempre separado de ella, extendió su mano y uso a su hija, la tierra, como medio para entregar el obsequio. Una flor carmesí: un hibiscus, una rosa, o una planta coral quizás. Y allí estaba la luna, sonriente por el detalle. Ese era el verdadero resultado del fulgor carmesí del anochecer. La muestra de amor verdadero, de aquél astro brillante que jamás podrá estar con su amada. Es por eso, que si algún día te llegara a amar, será como el sol a la luna.

ORGASMO

“Sueño morir por segundos junto a tu vientre,
matarte momentáneamente mas de dos veces
mientras tu respiración me dicte el ritmo de tu muerte,
quiero besar tus pechos con mi lengua,
serpiente buscando el veneno
fluyente de tus pezones,
esos pezones que parecen volcanes…
Manantiales del pecado
donde caigo al segundo círculo infernal,
donde me ahogo junto a las mieles del delirio.
Quiero estar unido a ti,
lengua a lengua,
codo a codo,
vagina …Falo.
Desaparecer entre las nubes
y encontrar los ocasos.
Morir de sombra y verso
morir desgarrados.
Quiero morder tus labios,
rasgar tu espalda,
meterme entre tu aroma
de mañana temprana.
Morder tus lóbulos
llegar al fin de tu alma,
luego prender la luz
y apagar tus ganas,
mientras te susurro un verso
una canción, un mañana.
Después te pondrás mi camisa
y volaras por la cama,
te volveré a desvestir
y jugaré con tus aguas,
me filtraré entre tus versos
para delinear la calma,
y así hasta morir
o hasta que nos detenga el alba.”

SIN TÍTULO, SIN NOMBRE (No title, no name)

-¿Qué ves en ella? Preguntó la vida.
-La veo tal como es. Una persona, una mujer con miedos, defectos, inseguridades, expectativas, frustraciones, cicatrices, demonios y pesadillas. Con ira, dolor, impotencia. Veo mil cosas en ella, si, todo lo veo. Pero, más importante que esas cosas que veo están las que siento. Y al verla siento una sola cosa; una chispa de vida. Si, en mi.

DE AÑICOS A MUJER

Ella nació del barro, se hizo porcelana. Tantas veces se rompió que en polvo quedó reducida. Con agua de lágrimas saladas se humedeció y barro volvió a ser, de nuevo porcelana.
La magia está en que su sonrisa lo fragua todo, la sinteriza, la endurece sin perder la suavidad de su tez, de su carisma. La magia está en que sin importar cuantas veces quede echa añicos sus lágrimas ablandaran los trozos duros; la transformaran de polvo a barro, su voluntad de nunca rendirse la llevará de barro a porcelana y su sonrisa cálida y sincera la restaurará de porcelana a la mujer más hermosa que jamás verás.

Temo

Muchos temen a la noche y sus misterios. Otros temen a las bestias salvajes y sus instintos asesino y primordiales. Uno mas temen a la muerte y los hay los que temen a la vida misma. Yo particularmente temo a mirarte y que no nazca un escrito para ti. Sería fatal, pues daría cuenta de que toda la magia de la vida, del mundo, de la noche, de la muerte se ha acabado.