ALEGORÍA AL TEMOR

-Tenga cuidado con esos ojos- me dijo el viejo.
-¿Porqué debería tenerle miedo a un par de ojos? Eso no me asusta.- Le respondí.
-No sabes lo que dices. Unos ojos te pueden llevar a la calle, a la ruina, a la cama, a la locura, al cielo, o ser las puertas del infierno. Una mirada bien dada te puede desacomodar hasta las entrañas, hacerte sudar, descompensar tu estómago, hasta temblores podría causar. Tenga cuidado con esos ojos, que en ella se ve experiencia tratando con demonios y a usted, ese abismo lo puede engullir completamente, no solo el deseo, sino su cuerpo y hasta su alma y voluntad. Tenga cuidado, le advierto. Porque unos ojos que estén conectados con el alma son la vía más rápida para conocer un ser y hay seres tan espectacularmente malvados, siniestros e interesantes que son llamados ángeles. Sin embargo, aunque debe tener cuidado, le aconsejo que se desboque por esos ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s