¿El amor se acaba?

Claro que se acaba, es muy efímero. Por eso mismo el placer del amor no está en que dure mucho, sino hacerlo durar mucho uniendo pedacitos chiquitos de amor; lograr que cada día renazca eso que lo hace ser así casi una utopía aún con las confusiones propias de la realidad. Esa es nuestra primera labor cada mañana es que ese amor sea uno nuevo pero similar tanto tanto al anterior que parezca al mismo y cada noche el anterior o el primero o el que está ahí no se apague jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s