COTIDIANIDAD

La cotidianidad de levantarme, bostezar y estirarme se ha visto alterada, interrumpida; cuando de la nada y por voluntad propia tu recuerdo me abordó. Vaya sorpresa, un cambio radical en mis mañanas, un suceso inesperado. Hoy me sucedió, al levantarme, bostezar y antes de estirarme pensé en ti, por reflejo sonreí, luego me estiré mientras seguía sonriendo, posteriormente dije en tono suave -espero que esté bien- y el resto del día una sensación de felicidad me acompañó. ¡Vaya suceso! ese de pensar en ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s