DE LA NADA

De la nada

“Si entendieras que no es el tiempo lo que me preocupa ahora, o que la distancia me atormente los vanos pensamientos de la tarde; no me lamento del recuerdo que dejaste sin tu nombre, ni de los suspiros maquillados con tu ausencia y un poco de amor en decadencia. Me preocupa no encontrarte más allá del adiós ya declarado, para que me cuentes cuán fría era tu piel en los brazos de amantes taciturnos, que no llenaron ni el pedazo de la alfombra que dañaron mis zapatos, o que me digas que la noche sabe mejor en los labios de otra dama. Me preocupa olvidarte por completo y no olvidarte, y así verte partir tan fácil y que llegues, desprenderme de todo lo tuyo y que me ates a lo nuestro. Me preocupa esta tranquilidad tan facilista, esta sensación de hastío, este viento de noviembre cálido, estas gotas esporádicas cuando termina la tarde, esta luna escondida de vos…me preocupa este hombre que ya no es ni tuyo, ni mío, es del adiós, de la tarde, de las gotas, del que llegues y te vayas, del olvido y del no olvidarte, de la tranquilidad facilista, del viento, de la nada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s