SUEÑO

“Cuánto tiempo seguiremos estando solos. Cuándo, al mirar por la ventana, la lluvia cayendo, el mundo desolado, habrá quien de un abrazo nos quite el frío. Cuándo nuestros pies recorrerán caminos que no vuelven a los lugares de siempre. Cuándo caerán los muros, las personas dejarán de tener miedo, y amar no será tanto ponerse en peligro. Sueño con un planeta más verde y limpio, uno donde las guerras sean cosa del pasado, donde en la calle la gente, al cruzarse, pueda mirarse a los ojos sin sentir verguenza. Pero es un sueño, sí, la realidad es algo distinta: afuera la lluvia está cayendo, el mundo está desolado, la última vez que tuve el placer de enamorarme fue el prólogo de una película donde dos terminaban abandonados en mitad de ellos mismos. Cuánto tiempo. Seguiremos estando: solos. También he soñado con un beso. No con besar, no, con un beso, uno en particular. En el sueño alguien se acercaba, llovía tanto que apenas podía distinguir su cara, y me besaba todo el cuerpo, de fondo sonaba alguna canción que no recuerdo, pero su boca iba y venía, se paseaba por mi cuello, iba hasta mi pecho, luego bajaba más. Yo extendía los brazos, alzaba la cabeza hacia un cielo lejano, supe que había un universo demasiado infinito allá, y que seguía siendo insignificante, pero ya no me importó.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s