CONCLUSIONES…

Algunas personas son como poemas: sinceros e inabarcables; otras como novelas baratas, de esas que repiten una y otra vez el mismo hilo argumentativo con diferentes personajes y antes de llegar al nudo, se ve el desenlace; claro que también hay novelas que vale toda la pena leerse en una noche, lamerse el estilo, besar la técnica y saborear las historias. 
Por supuesto existen textos científicos, y como no: libros de superación personal. 
Me caen bien aquellos que son como minicuentos, o cuentos atómicos, tan condensados y llenitos de vida. Otras vienen a ser como metáforas de algo más grande que no sabría cómo decir. Amo varias canciones, y sé de un Oxímoron que arde con juria esta sublime mierda. Hay chistes que al leerse bien, se llora bien adentro. He apreciado historias infantiles que ningún adulto entendería y me he abrazado con historias tan viejas como la palabra misma.
Yo vendría a ser algo así como una pregunta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s