Instrucciones para salvar los sueños:

Al momento mismo de despertarse, no se distraiga por la cotidianidad, ni las costumbres, dele siempre mayor relevancia a sus sueños. Envuelva las imágenes en palabras fáciles, que lleven su mente a esos momentos cruciales de onirismo. Si es buen dibujante, retrate a la persona de sus sueños, sino, pues descríbale detalladamente rasgo por rasgo, para evocarle con suspiros cuando desee leerle. Si su oficio es ser artista, encuentre en sus sueños la materia prima para sus creaciones, moldee, afine y tonifique sus recuerdos hasta que sean lo que busca plasmar de ellos, mienta si es necesario, nadie ha prohibido hacer remaches a los sue mientras se está despierto. Si usted gusta de alguien, haga lo mismo que hace un cuentero o teatrero, y vea en sus sueños, un buen obsequio narrado.

Anuncios

En esta noche, en este mundo

Alejandra Pizarnik
De «Textos de sombra y últimos poemas» (1971-1972 )

A Martha Isabel Moia

en esta noche en este mundo 
las palabras del sueño de la infancia de la muerta 
nunca es eso lo que uno quiere decir 
la lengua natal castra 
la lengua es un órgano de conocimiento 
del fracaso de todo poema 
castrado por su propia lengua 
que es el órgano de la re-creación 
del re-conocimiento 
pero no el de la re-surrección 
de algo a modo de negación 
de mi horizonte de maldoror con su perro 
y nada es promesa 
entre lo decible 
que equivale a mentir 
(todo lo que se puede decir es mentira) 
el resto es silencio 
sólo que el silencio no existe

no 
las palabras 
no hacen el amor 
hacen la ausencia 
si digo agua ¿beberé? 
si digo pan ¿comeré? 
en esta noche en este mundo 
extraordinario silencio el de esta noche 
lo que pasa con el alma es que no se ve 
lo que pasa con la mente es que no se ve 
lo que pasa con el espíritu es que no se ve

¿de dónde viene esta conspiración de invisibilidades? 
ninguna palabra es visible

Después de la guerra

Un día después de la guerra

si hay guerra 
si después de la guerra hay un día 
te tomaré en mis brazos 
un día después de la guerra 
si hay guerra 
si después de la guerra hay un día 
si después de la guerra tengo brazos 
te haré con amor el amor 
un día después de la guerra 
si hay guerra 
si después de la guerra hay un día 
si después de la guerra hay amor 
y si hay con qué hacer el amor.

Jotamario Arbeláez

ESTATISMO

“Estatismo
tengo mis ganas pálidas,
la boca lacerada por mis blasfemias,
y el ego destruido gracias a la ineptitud.

Hoy nos separa mi descuido,
mis promesas abstractas,
y esa puta manía de forjar planes en bombas de jabón,
hoy le temo a los alfileres y a todos los hilos con los que enlazo conversa.

Soy un hablador impotente, no levanto cabeza y mucho menos soy capaz de forjarte mi presencia.
Me paralizo al imaginar ver tus ojos.

Creo que no soporto ese terreno;
ya lo considero arena movediza,
un vals con medusa, mi ser en piedra.”

Camilo Parra

MONSTRUO SOSLEYADO

Hola, soy yo el monstruo del closet. Aunque tu me temas y te asuste mi apariencia en realidad me ocupo de que duermas bien. Cuando sientes que te toco no es para asustarte sino para acomodar tu cobija y que no sientas el frío severo de las noches en solitario, créeme sé de lo que hablo. Cuando crees que hago sonidos para asustarte en realidad es mi rinitis alérgica al polvo, hay bastante aquí, en este desván. Supongo que me condenaste por mi apariencia poco agraciada y qué le vamos a hacer soy feo, pero siempre te cuidaré aunque te asuste, siempre te acobijaré, siempre estaré ahí, en el desván, esperando por ti. Atentamente el monstruo que te quiere.