VISAGRAS DE DÍA

Porque para un ratón un murciélago es un ángel. Así son las apariencias y las esencias. Unas falsas y primerizas; incapaces de cautivar corazones inquietos o almas curiosas, sólo ojos cansados que no desean ir más allá, adentrarse hasta los infiernos y conocer los demonios. Otras tan reales; que no se puede escapar de ellas; hechas para retener corazones valerosos, mentes desafiantes y voluntades férreas, pues en ellas sólo se siente lo real; y a veces lo real es desagradable o lo que agrada está en amalgama con lo que es repulsivo. Así, para un ratón un murciélago es un ángel, pues puede estar descrestado por sus alas, o adentrarse a conocer a ese roedor que puede volar, pero en las paredes aún tiene que usar sus patas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s