LOA Al LLANTO

Es natural para un bebé llorar, de esa manera comunica al mundo su sufrimiento. Aunque el bebé no entienda qué es el dolor, ni mucho menos de dónde viene ese sufrir, sospecha, desde lo más interno de sí, que algo anda mal.
Eso mismo sigue pasando, pero ahora, duelen otras partes que no se entienden: un pedacito de nube, una ola que sea del azul preciso, un pájaro mojado… es una sospecha de que algo anda mal con la vida, sentida desde lo más extraño de sí, un poco insondable, acaso impalpable .
Es doloroso no poder llorar ahora, por eso la gente escribe. Si, por ejemplo, tuviera paz, un silencio en el alma en lugar de miles de voces clamando por hambre y sed, sería más fácil dormir en las noches, les dejaría comerse mi piel, mi corazón, con tal de quedar en mutismo, y no despertarse a las tres de la madrugada preocupado por si el Sol saldrá de nuevo, pensando que esa hora es perfecta para escapar, irse de una vez por todas a los confines del espacio. Volver más sincero y cansado, darle un abrazo al mundo, trasmutar a patria férrea de gusanos y flores.

Anuncios

PESIMISMO INTERVENCIONISTA DE PRIMERA GENERACIÓN (Parte 1)

La situación es que uno permite que la lógica sea superada por idealismos e isilusiones, las cuáles suponemos son coherentes cognitivamente hasta ese momento en que volvemos a tener sinapsis (Los idealismos casi detienen los procesos sinapticos), y leemos que estamos incomodando, que aunque no pesamos sí logramos hacer un contrapeso y una contracarga para con quién (Sea el objeto material másico o no que sea) estamos idealizando. De esto surge entonces el reconocimiento de las acciones, los gestos, las distancias, los temores y hasta los muy notables ataques de realidad.

Por tal motivo volviendo a ser mentalmente razonables buscamos reconstruir una idea clara, concisa, acertiva y coherente ya no basada en sólo un asunto hormonal; sino planteada desde la cognición y la lógica, lo que naturalmente genere mayores ganancias, ya que al final no somos caritativos sino dependientes de acciones y tenemos un fin con uno u otro plan que diseñemos. En este asunto puntual la debilidad hormonal es el enemigo a vencer. Digamos que se deben generar medios para obtener un contacto real con lo que se piensa y lo que se busca.

En este punto llegamos a la necesidad de analizar el pesimismo intervencionista más que como una postura existencialista, como un método dependiente de la defensa de lo cognitivo pero sin ninguna clase de defensa de lo propiamente pertinente. Partiendo de esto se determinaría el miedo como una necesidad y no como una cualidad o una debilidad. Porque es el miedo finalmente el que evita que se instrumentalice la acción y más bien la proyecta a tal punto que se determinan valías coersitivas tales que determinamos acciones, es el miedo la erramienta para salir de ese vacío que anteriormente mencionábamos como idealista. Por eso sujetos que no han perdido su imagen de sujetos, el ser pragmáticos no será la solución ¡NO! (No es lógico completamente y no describe las necesidades propias del contexto natural, sintético y metafísico.) En tales puntos se consideran opciones dialéticas mentales o condiciones ideario-pragmáticas y de ahí surge lo que llamaremos Pesimismo Intervencionista de primera generación que nos aleja de esas instrumentalizaciones, nos acerca a las redefiniciones cognitivas y al final logra el objetivo final de constituirnos como sujetos más allá de lo básico y delimitado que puede encontrarse o presentarse un sujeto.

Y sí, lo importante es el final que dice “Quise alejarme de mi persona y me hice un ataque directo a lo sentipensante y razoonablemente persona que pueda o logre ser.”

VISAGRAS DE DÍA

Porque para un ratón un murciélago es un ángel. Así son las apariencias y las esencias. Unas falsas y primerizas; incapaces de cautivar corazones inquietos o almas curiosas, sólo ojos cansados que no desean ir más allá, adentrarse hasta los infiernos y conocer los demonios. Otras tan reales; que no se puede escapar de ellas; hechas para retener corazones valerosos, mentes desafiantes y voluntades férreas, pues en ellas sólo se siente lo real; y a veces lo real es desagradable o lo que agrada está en amalgama con lo que es repulsivo. Así, para un ratón un murciélago es un ángel, pues puede estar descrestado por sus alas, o adentrarse a conocer a ese roedor que puede volar, pero en las paredes aún tiene que usar sus patas.

MOON

image

Esta noche es luna llena
Esa luna que tanto te gusta observar
Sabiendo que tú esencia está conmigo
MI alegría vuelve a resonar

Es la gran luna azul
Y en lo alto se engalana en brillar
Mas sin embargo no se iguala a ti
En el porte y en lo espectacular

Esa luna de solo verla
Es admirable y digna en su esplendor
Rodeada de hermosos halos
Hacen vibrar en mis labios tu calor

Tus pensamientos me llegan
A través de esta hermosa luna
Soy como ese enfermo
Que espera ansioso su vacuna

Tú rostro se ilumina en ella por un instante
La luna a veces la confundo con un espejo
Se me olvida que estas lejos y muy distante
Mi corazón palpita por esperarte para nunca llegar a viejo

Moriré antes que esta luna caiga
Sabiendo que ella es inmortal
Y antes que mi corazón se distraiga
Guardo en mi piel tu esencia corporal

Soy como el lobezno en la magna montaña
Me engalano de dolor a través de un gran aullido
Rodando en mi mejilla esa hiriente lagrima desde mí pestaña
Y que me dice en cada noche mi cuerpo te llama y te extraña

Desde lo alto se distingue tu contorno en la sombra
En aquel lejano árbol del amor
Y que con tu calor
Bajo esas ramas me curaste
Mi frívola y amargada vida de dolor

Tus pensamientos me llegan
A través de esta hermosa gran luna
Soy como ese enfermo moribundo
Que espera ansioso su vacuna