TE LLEVAS

De esas noches que no quieres olvidar y ayer. Noche cálida, de cerveza fría, de conversación con los amigos, de olvido del dolor. De casualidades, de mirar a un lado y verla pasar. Era ella, mujer de ojos negros, de cabello negro, de magia negra. De falda de puntos de increíble sensualidad. Verla pasar, como si nada más importara mientras ella sigue su camino. -Es hermosa esa mujer- Pensé. La noche siguió, como el tiempo lo hace, y en la lejanía de una esquina llena de humo, de nuevo ella, la de la falda de puntos, la dueña de mis suspiros. Esta vez, pasó más lento y me miró y yo la miré, y sonreí (no tenía más que hacer) y siguió su camino y yo suspiré, de pronto, de la nada, se volteó y se acercó a mi, tal cual dueña de todo mi ser me saludo con soltura, la miré a los ojos, a esos ojos que tantas noches me robaron el sueño, la miré completica. ¡Ay dios, qué mujer! La vi pasar unas 5 veces y en cada una, mi alma se fue con ella, lo juro, lo sé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s