Re-ENAMORAR-SE EN-SÉ-RIO

es enserio
Enamorarse enserio

Siempre que se termina hablando del tema hay alguien que airado, con la experiencia que puede forjar los amores dice la sentencia: “es que usted nunca se ha enamorado enserio”. La sentencia acusatoria retumba entre la multitud que hace eco ante la situación. En ese momento empieza una enumeración de metáforas y alusiones a lo que se siente cuando uno se enamora enserio: que si el aire falta, que sientes que no puedes vivir, que si esa persona lo es todo, que si el resto del mundo desaparece y que si el sistema solar deja de girar en torno al sol para girar en torno a la persona amada, que si la ley de la gravedad lo lleva hacia el amado y que tantas cosas.

Y la verdad es que no sé si me he enamorado enserio, pues siempre que hablan del tema me surge esa duda y lo peor es que me pongo a pensar que eso de enamorarse enserio no es tan buen negocio. Que yo prefiero enamorarme charlando (es que pueden ser muy pelinegras y estar muy buenas… pero si no se puede charlar es muy complicado sentir algo más allá de las ganas momentáneas), es que la conversación es el mejor lubricante.

Lo peor es que las elucubraciones siguen y pienso que enamorarse enserio debería consistir en que no falte el aire, sino que sobren las ideas, que la vida sin la otra persona sea magnifica y que la vida con esa persona también sea magnifica y que uno pueda decir entre la una y la otra sin remordimiento, que no haya necesidad de tomarse de la mano para tomarse enserio, que no haya que besarse cada 5 minutos para marcar territorio, que hayan días para cada uno o semanas o vacaciones cada cual por su lado y así poder extrañar y reencontrarse. Que los disgustos sean objetivos y que no trasciendan más allá de donde deben y que sean recurrentes. Enamorarse enserio debería tener altas dosis de humor y amor, por su puesto un equilibrio entre la sinceridad y los secretos.

Enamorarse enserio no es perder los miedos, es saber reconocerlos, saber cuándo luchar contra ellos y saber cuándo huir y que la otra persona tenga también eso en claro para sí y en viceversa cada uno para el otro en el sentido contrario. Es reconocer al derecho y al revés y encima y debajo que en una relación de pareja uno más uno, es uno más uno.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s