VIDA

Te amo vida, simplemente porque entre tanta imaginación que me entregas las epifanías que en pocas damas he encontrado, el marchitar inconcluso de las esperanzas y el continuo aprendizaje de la vida; simplemente tú has hecho de mí un soñador inmarcesible, una perseguidor de utopías, un justiciero del amor y un ilusionista de palabras. Razones justas tendré para odiarte pero tan banales, tanto que prefiero alegorarte mi digna amistad.

Y es que entre tantos caminos he sabido describir procesos interstáticos, mucha imaginación para comprender tantos sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s