No los has notado

“Y no lo has notado…
Cuando entro por esa puerta, sí, la misma donde te vi por vez primera, me quedo pensando en el cómo hacerte feliz y no lo has notado.
Cada mañana que pasa, espero a la noche para decirle tu nombre, ya que al mencionarte, mi corazón no arde, se incendia y no lo has notado.
Si escucho tu voz, o mejor, la melodía que susurran tus labios, mis sentidos caen abatidos por el indeleble sonido que profesas y no lo has notado.
Tus risas, tus suspiros, tus abrazos, tus caricias, llenan mi alma de alegría y me llevan a un cielo increíble y no lo has notado.
Pero todo me está ganando. Desde tus intrigantes silencios hasta tu poca preocupación por que las cosas vayan para más. Me está ganando el miedo a la derrota, las ganas de no perder tan fácil, el deseo de volar. Pero te amo y no lo has notado y créeme, no lo has hecho de verdad.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s