Pasos de Jounin

Era la mañana de una noche cruda, pálida y larga; de aquellas que se viven en Macondo, en esta hubo un recuerdo que cambia, rompe y expresa cambio, al soldado de vida Jounin le dio su conciencia muchas explicaciones, le dio razones, éste decidió iniciar un largo, pero rápido viaje por el pasado. Él siempre ha confiado en lo necesario que se hace conocerlo y entenderlo, sin dejar de ver el presente y el siempre utópico futuro; al llegar al primer pilar por un error altruista, supo de primera mano lo que alguna vez profesó, algo que fuera de cualquier paradigma, ¡no tiene aceptación! Sorpresivamente a quien aludió le importaba muy poco esto, ella solamente espera felicidad; ¡Oh Jounin supo mucho de aquella “**”, supo que es muy como él, siempre preveía esta fue la noche que dio inicio y que precedió a un día que invita a mejorar…¡

Fue por ahí preguntando, hablando con su conciencia, con los amigos de su existencia y con sus amigos; preguntó a una persona, una que cargaba una confirmación de todo. -¡Hallé la causa de esta carrera con la realidad por amar!- (Dijo Jounin esperando que fuese cierto,) los días y noches que de ahí siguieron los dedicó a divisar sus dudas, notar que sí eran sospechas válidas, son como esas sensaciones de ver un amigo en otro vagón o dirección de metro y querer saludarle, como aquel cuento de bolsillo de Cortazar aquel en el cuál durante demasiadas veces en su juego de araña, veía una bella dama, pero así le perdía cada vez; cada vez una vez más sin posibilidad de darle más que miradas.

Ver a su “**” en otros abrazos, besos, sonrisas, miradas; lo guiaba a no sembrar paz y regalarle amor a su vida, a ser un “Amoroso” de los descritos por Sabina y de aquellos que marchitan el ser Rosa de los vientos. Estuvo viendo que solamente hubo una vez que lo quiso hacer sin ese sentimiento de escape, esa única vez que no hizo mucho y se escondió.

Fue un rápido viaje por lo que llegó en un corto tiempo humano pero largo para su cerebro, para sus pensamientos; la confirmación, cierto.

Resulta que recordó más y más, y dentro de tanto algunas afirmaciones que pudieron darle pié a sus sospechas, vaya Jounin ya había notado cuales eran las causales, los hipotéticos hechos, las certeras razones, ¡Qué más que sentirlo de forma consiente, llorar, dudar, cambiar sus no rutinarias pero valiosas preguntas, esas que usa en sus días; bueno le hizo la pregunta a alguien y fue certero; Jounin estaba en la realidad, más puntualmente, Jounin supo que no era producto del momento y, ahí se desarraigó de gran parte de sus ideas, escribió, lloró, cantó.

Le escribió cartas a esa valiosa *””* para tratar a sobremanera de darle a conocer su situación y preguntarle si compartiría su amistad y plantaría las valiosas actitudes para acercarse y aunque parezca terrible, conocer ambos lo que es apreciar, lo que esto significa siendo las bases de un proyecto; dispendiosos intentos de Jounin cartas, es más no comentó de estas (Jounin Aseguró que ella no quiso entenderlo, siempre guardó la esperanza de que Jounin es solo un amigo.) Él con más que miedo, horror la llamé y se sentó junto a ella, esas de quererla abrazar. Simplemente le dijo casi –Estás enterada de que con mis cartas quiero decirte lo que sucede, vivo, siento.- A lo cual ella con una seguridad poco común en sí contestó -No, no entiendo, pienso que solo te querías disculpar y que te gusté-

Jounin aterrado le dijo -“**”, quedó claro que me gustas, lo que no quedó claro es la sensación que no sé describir, pero siento cada vez que besas otros labios, das otros abrazos, muy pocos he tenido la oportunidad de disfrutar, apenas justos para agradecer; sí eso, disculpe si lo dije, pero era necesario decírtelo.-

Hasta unos días después Jounin volvió en sí, días que le sirvieron para pasar por una etapa conocida por éste como “Snorlarx time“, meditó, decidió llorar, escribir; ofrecer disculpas y buscar apoyo del mundo. Él sabe que por ser Kateriano no está exento de equivocarse, menos de no intentar hacerlo, evolucionar, reparar; se va en el tren y se pueden hacer pequeños cambios en la araña, todo para hacer propicio un encuentro; acercarse a las tantas utopías que persigue. Tomó como bandera ser sí, siguiendo las mejorías que se dan y así haciendo utopías, en realidad.

Fue sincero varias veces al referirse a su “**” como un ser que a él guarda lástima; siendo su misma “**” muy sincera dándole claridad con respecto a serlo, -a groso modo ella a su amigo le aprecia y quiere, por esto mismo, se le imposibilita tener lástima.- Pues va todo avanzando para el Kateriano que se humanizó, ese que como Mago sufre por no poder compartir con un alguien diferente sus grandes poderes. Luna dice que ella le apoyará, él espera que al menos su “**” sea feliz.

Entienden todos que Jounin es feliz, sin saber que no lo es completamente, que cada día se alimenta de pocos de alegría, apenas para vivir. Los mismos con que trata de alegrar a su “**”. Eme su Jiuert le entrega tiempo y en algún momento Jounin le podrá expresar algo más.

Por ahora le endulza e ilumina el día, buen eso intenta (No sabe si hace lo contrario y la lástima.) Es que Jounin visitó el profundo lago frecuentado por el Mal, Jounin es muy débil para éste lugar, éste es un Kateriano debilitado; ver que el “**” posiblemente ahora se haya enclaustrado en un instante algo baldío, está dando pasos. Enfrentado miedos y secuenciando amor.

“**”: En algún momento esto tendrá el sustantivo a quién se hace referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s