FACUNDO VIEJO AMIGO

La revolución fundamental es revolucionarse 

Amigos yo no me fui,
ustedes se quedaron.

Vamos cruzando por la vida en el tren de la muerte, 
viendo como el progreso acaba con la gente.
En el mundo comprobé que hay un tal para cual
y que cada uno encuentra lo que quiere encontrar.
El hombre tiene mujeres y el gerente secretarias.
El rico tiene problemas y el pobre tiene ganas.
Me escapé de la Rosario que se hace la moralista,
porque ella es virgen porque es fea y no porque sea buena.
He conocido mujeres y de eso nadie se asombre,
que por buscar un marido se perdieron a los hombres.
Parecido le pasó al tucumano Hugo Alberto
que por una sola mujer se perdió a todo el resto.
A la flecha del amor la dispara un inconsciente
de lo contrario no habría tanta desgraciada gente.
La flor seguía cantando en un Manhattan delirante 
como el sueño que es la vida.
Otro Kennedy llegaba, Jimmy Carter insistía, 
Frank Sinatra retornaba y John Lennon se moría.
O se dejaba matar para darme la oportunidad 
para que yo pueda pasar el frente de una vez por todas.
Thank you, John, donde quiera que estés. En el infierno con Somoza o en el Paraíso
con Vinicius du Moraes.
Entre muchas maravillas que guardo en el corazón 
la principal es aquella que una noche
de Ecuador me libró de las cadenas cuando me dijo que sí, 
porque aprendí que entregarse es comenzar a vivir.
Cuatro ojos me mataron el día que nos conocimos, 
los dos con que me miró y los dos de su marido.
Estoy forzado a robar porque he llegado muy tarde, 
desde antes de nacer las cosas eran de alguien.
Por ejemplo, “El Quijote” de Miguel Cervantes, 
“Hojas de Hierba” de Whitman,
“Tristán e Isolda” de Wagner.
España era de Franco,
el Guernica de Picasso, 
Sofía Loren de Ponti,
el Óscar de Marlon Brando. 
La gloria era de Gardel, las vaquitas de Anchorena 
y si quedaba algo más
se lo llevó Lope de Vega.
Hasta la misma injusticia ya tenía propietario 
como la desesperanza es privilegio del tango.
Si me gusta una mujer está de novia o casada,
si soy ladrón es por culpa de la propiedad privada.

Anuncios

Deletreando conciencia

Cierta es esa afirmación que viaja de que hay dolores curables y también dolores superables; lo que si no es cierto es el hecho de que deba aceptar el miedo continuo a vivir, algo así como una resignación de que todas las batallas están perdidas y la opción de a lo sumo recibir un mensaje de lástima y reconciliación, uno que únicamente permitiera una pequeña opción de amistosa relación fraternal; el caso está en sentirse vencido por todos quiénes rodean esos espacios que frecuento y aún se escriben estos textos en modo de protesta, no está éste tan perdido ni tan débil como para cerrar la no sé, mínima o gigantesca de intentar. No creo sea falso afirmando que eres la única mujer que he valorado a sobremanera, pero también  este puede decir que ha valorado muchas, es más son tan pocas, las reales opciones que se logran quedar en mi ser. Al fin es querer compartir una charla, un abrazo, dar un beso, verle feliz, mostrar todo aquello que solamente el escritor conoce y quiere que conozcas la situación; hay una opción y  otra que es la de amarrar su ser a él ¡Claro, una idiotez!, ya que ahí sí aplicarás el instinto que indigna de lo liberal que has adquirido y te irás sin si quiera despedirte de este. La opción es estar al lado del camino, porque es justificable desde cualquier punto de observación perder la razón en pos de encontrar una pasión. No sé si conoces ese dato que dice a la pasión que aspiro a encontrar, obviamente no es solo encontrar, es construir (Como has enseñado, nada se decreta, nada nace de la nada…Todo se construye, todo se transforma), esa tragedia futura que es el amor ¿Con quién? con vos quiere éste, con la dama agua con colorido cálido y sonrisa extensiva, es que él escritor enamorado de la vida, pero esto no le hace ser poeta ya que duda del hecho de vivir amando la vida, decía Borges que es el porqué de no ser un verdadero poeta. El problema es que halla en las purezas un escape y deja que pase la vida frente a sus ojos, quisiera él hacerlo de forma consciente, quisiera el verte no sea menos que un éxtasis, ni más que un paso de vida más.

Espero escuches estos escritos, veas las miradas, leas las palabras que con una cierta timidez de mí, bueno de él surgen, palpes los deseos que tiene para tu existir. Así llegaré a facilitarle las pruebas a mis sentidos y complicarle los actos a mis sueños, conjurarán mis escritos y te diré; al decirte a ti que eres como el color de mi tinta y el papel de mis hojas de notas, con los vestidos oscuros de la bruma y la belleza del sol visible, tan bello éste a su vez como los millardos que se conocen por estrellas y aún así es único para mí; decirte que me estiڠmo y que quiero decirte Guadalupe porque tu nombre a secas me pesa, que quiero que seas mi Jiuert con quien caminar o mas bien, con quien cielar como Frida con Diego, su amado con el que voló o quiso hacerlo. 

“Este tinte va representando más que una marca de calor y alegría, es la imagen más pura y viva de el amor, el tímido agrado en los demonios que tu color esconde, el actuar de todas y todos tus demonios.”

 

Es que si vos no fueras como la ciencia, no te miraría con estos ojos aguados. Bueno mi mirada es muy perdida y esa constante sonrisa logra recuperarme de este laberinto.

AL TINTE QUE ESCRIBO

“Este tinte va representando más que una marca de calor y alegría, es la imagen más pura y viva de el amor, el tímido agrado en los demonios que tu color esconde, el actuar de todas y todos tus demonios.” 

El agua da la belleza de las bellas, hay más que por agua guardan sus damicelísticas esencias. Esas damas que no necesitan beber de este líquido ya que otras soluciones y algunas mezclas calman su sed, son esas damas que posibilitan ser bellas por mucho y que como el agua son sensatas, son ellas. Permitiéndose tener mucho para impresionar y tanto mucho que deben explorar, algunas aún en sus realidades alocadas hacen dudar al compendio social si serán su primer encuentro carnal o si hubo otros, sí, los hacen dudar porque con todo y esto son agua y guardan sus cualidades. ¡Oh son bellas! ¡Qué mucho tienen para sorprender! Puntualmente ¡Qué mucho tiene ésta dama para sorprenderme; mucho por enseñar! Ese tinte pasional y cálido que tienes en toda tu esencia, ese que no vino plasmado allí, pero has integrado por el paso de los tiempos y es tan natural, naturalmente visible como tuyo, puramente tuyo, te mantienes siendo agua muy pura tanto que beber de la vid de líquido puro te es innecesario –quisiera besarte y aprender de y contigo, con un vínculo que solo los locos cerebros que nos unirían logran entender. Bella, bella quisiera saber de ti, conocer esos demonios, abrazarlos –quiero, sí quiero un Jiuert, un di Jiuert Kat, un Te di Jiuert Kat, aún más un KarteLü di Mademoipe.  Es que no es solo el ver, no es solo deseo; pues el deseo no existe, lo que existe es una huida continua a la falsa realidad, es querer crear lo que por errores falaces he dejado de fundamentar y ahora que estoy a tiempo creo puedo solventar y matizar en mi esencia sin cambiarla o dejarla en falacias, quiero crear las bases que ésta exige para existir, esos no los fortalece una vida de teoría, una vida encerrada en un solo ser; lo fortalece el continuo proceso de contacto con puras damas acercadas al fuerte lazo de ser agua con personas sociales que enarbolan lo común, que lo dejan muy arriba y muestran un sistema erróneo de pensar, entienden que no todo es rígido y se merece crecer.  Es por esto que busco en esa fortalecida, personalidad, creada por el entorno que alimenta esa pureza y la hace rica. No digamos que se vea perfecta, se ve bello; como lo considero bella al modo Jounicino. Esa es la riqueza que profeso tienes.  1385279_181187212067087_352871529_n

Dama de mis miedos que no tengo

El fin único de esperar una Lou Salomé es ser lo menos razonable posible y aún así juzgando mi poca razón, diciendo que es razón; logrando ser más Rée con las cualidades del maestro y el amor de digamos quién no cumpla con cualidades pero sí con paciencia y belleza en todo su esplendor para materializar reciprocidad en esa vaina que llaman vida.

Mejor dicho, una vieja que sea ella y mande a la versh el conducto regular cuando sea necesario reevaluar una acción, sin maltratar mi esencia. Que alimente las pasiones que fluyen de la esencia de este, Jounin…El único Kateriano que dejó su forma natural para ser humano. ._.

Debo aclarar que tampoco es que sea Lou Salomé en su expresión vital, porque feo, feo. La doñita era una niña de Útero alegre. Que sea como Lou con Rilke y se diga que es libre pero más de su Friedrich.

Jounin tiene sueño. Está desvariando.

“No sé hasta dó…

“No sé hasta dónde me lleve este camino, este difícil camino de tu espera. No sé hasta dónde te persiga mi llanto, hasta dónde se prolongue tu encuentro. Si yo pudiera rogar, te rogaría: si supiera pedir, te pediría; te diría que pronto, que vinieses a mí ahora mismo, que te necesito, que esto es urgente, imprescindible. Pero me he acostumbrado a aguardarte en silencio.”

— Jaime Sabines

Calidad

Creen que soy insociable. No me adapto. Es muy extraño. En el fondo, soy muy sociable. Todo depende de lo se entienda por ser sociable ¿no? Para mí, representa hablar (…) comentar lo extraño que es el mundo. Estar con la gente es agradable. Pero no considero que sea sociable reunir a un grupo de gente y, después, no dejar que hable. Una hora de clase TV,(…) no hacen más que lanzarte las respuestas izas!, izas!, y nosotros sentados allí durante otras cuatro horas de clase cinematográfica. Esto no tiene nada que ver con la sociabilidad. (…) Supongo que soy todo lo que dicen de mí, desde luego. No tengo ningún amigo. Esto debe demostrar que soy anormal. Pero todos aquellos a quienes conozco andan gritando o bailando por ahí como locos, o golpeándose mutuamente. ¿Se ha dado cuenta de cómo, en la actualidad, la gente se zahiere entre sí?
 
Y luego: 
 
¿Sabe qué? La gente no habla de nada. Citan una serie de automóviles, de ropa o de piscinas, y dicen que es estupendo. Pero todos dicen lo mismo y nadie tiene una idea original. Los cafés, la mayoría de las veces funcionan como máquinas de chistes, siempre los mismos, o la pared musical encendida y todas las combinaciones coloreadas, pero sólo se trata de colores y de dibujo abstracto (…) ¿Cuándo empezó nuestra labor como fue implantada, dónde, de qué manera? En realidad es que no anduvimos muy bien hasta que la fotografía se implantó. Después las películas, a principios del siglo XX. Radio. Televisión. Las cosas empezaron a adquirir masa… Y, como tenían masa se hicieron más sencillos. En cierta época, los libros atraían a alguna gente, aquí, allí, por doquier. Podían permitirse ser diferentes. El mundo era ancho Pero, luego, el mundo se llenó de ojos, de codos y bocas. Población doble, triple, cuádruple. Films y Dios, revistas, libros; fueron adquiriendo un bajo nivel, una especie de vulgar uniformidad… Imagínalo. El hombre del siglo XIX con sus caballos, sus perros, sus coches, sus lentos desplazamientos Luego, en el siglo XX, acelera la cámara. Los más breves, condensaciones. Resúmenes. Todo se reduce a la anécdota, al final brusco… Los años de Universidad se acortan, la disciplina se relaja, la Filosofía, la Historia y el lenguaje se abandonan, el idioma y su pronunciación son gradualmente descuidados. Por último, casi completamente ignorado La vida es inmediata, el empleo cuenta, el placer domina todo después del trabajo… La vida se convierte en una gran carrera… Todo se hace aprisa, de cualquier modo…
 
Y para que sea más lapidario:
 
“Dale a la gente concursos que puedan ganar recordando la letra de las canciones más populares, o los nombres de las capitales de Estado, o cuánto maíz produjo [tal estado] el año pasado. Atibórralos de datos no combustibles, lánzales encima tantos «hechos» que se sientan abrumados, pero totalmente al día en cuanto a información. Entonces, tendrán la sensación de que piensan, tendrán la impresión de que se mueven sin moverse. Y serán felices, porque los hechos de esta naturaleza no cambian. [aquí difiero con Ray] No les des ninguna materia delicada como Filosofía o Sociología para que empiecen a atar cabos. Por ese camino se encuentra la melancolía…
 
Melacólicamente, también extraigo: 
 
“¿Qué significa la palabra calidad? Para mí, significa textura… Calidad, textura de Información”