La Bruja que me amó

ImageImage

 

ImageImageImageImage

Anuncios

Elastina

Has de existir un simple simplificador

Has que la Luna sea causa de luz, 

aunque esta sea una ladrona de luz

ve su alegría.

Has de la oscuridad el peor causante de felicidad

Has de un cantar de ave, un silencio de oscuridad y tristeza.

Has del miedo un salvador de alegrías,

Has del amor una excusa para matar,

una excusa para olvidar, excusa para llorar

y excusa para morir también,

la soledad es compañía y amiga; 

te lleva a escribir.

Has de hacer un hecho por realizar.

 

 

La vida

Uno no sabe si la vida es un pañuelo o los pañuelos son vida y es ahí dónde le vemos el valor al sudor, a los mocos que en la vida caen y los pañuelos que se botan a diario porque creen que son inútiles y desvalidos. Sinceramente todo está a la mano y la mano se tapa con la vida.

Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

FIN

-Julio CortázarImage