UN RECORTE DE ESTOS ÚLTIMOS DÍAS

Cierto día me avisaron que venía mi tío a traer a mis primas, fue una noticia agradable y los días que estuve con ellas, aunque no lo noté instantáneamente, sí fueron especiales.

Mi tío unos días después me dijo que si quería viajar con él hacía Sincelejo; obviamente acepté. Al comienzo lo vi duro porque no tendría tanta libertad (Eso pensé) de igual forma aventuré. Gratos días, muy muy gratos días; hable con mi tío, conocí más a algunas personas; comí, dormí, jugué, dialogué, viajé…y es que estuve en Cartagena, viendo el “asco” de ciudad que ha ido quedando con el paso de las administraciones; viendo que es muy complicado realizar un cambio social, allá dónde la consciencia vale $15.000, dos cervezas, un almuerzo (Esto sucede en todo el país pero…), dónde se espera que otros solucionen los problemas de todos; esa isla con una división espantosa, dónde entre razas se discriminan y el centro de concentración de su población no lo es, porque ahí solamente se ingresa con lujos para disfrutarlo. ¡Ay! Cartagena. Notar que es la ciudad con el nivel de vida más alto de Colombia y la octava en LA calculado según el ingreso per cápita de cada nación.

Con todo y esto, me dirigí a votar ¡Ya lo podía hacer allá!, fue mi primer voto cómo ciudadano, el momento dónde en mis manos también está el futuro de todo un país, dónde lo que decida, será repercutido de cualquier forma a toda la población y aquí entran en juego aquellos que por su fácil manipulación no lo hacen (Los Niños). ¡Voté!

Conocí calidades de vida extrañas en ese paseo por la villa de Heredía.

Concluyó un día cualquiera mi paso por esta ciudad y al concluir este, también retorné a la Sincelejo, que no alcancé ni a climatizar, cuándo partimos a Montería, dos horas de viaje, cuatro horas de consultas, cuatro horas charlando, dos horas retornando…así fue todo, así fue muchas veces; conversé y conocí proyectos que a futuro darán mucha utilidad a esto que llamamos país, territorio, República de Colombia.

De todo esto, saqué muchos cuentos, noticias y demás, pero las más importantes enseñanzas fueron:
-No limitar a nada el todo; aunque ya lo tenía claro. No sobra reafirmar. 
-Encausar la vida a una manera simple y compleja.
-Comenzar con sonrisas todo.
-El cambio está en lo social, no solamente en cemento.
-Vivir es bello.
-El pescado es muy rico, pero ya no es seguro comerlo.
-El maíz es fácil de cortar (?)
-Los amigos se deben saber escoger.

Hubo mucho más que aprendí, mucho más que viví y disfruté; y también momentos en los que no fue así. Al final, todo está en vivencias. todo está en experiencias y recuerdos. 

Todo a mil. 
¿A cómo? 
¡A mil!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s