JSFES POE

“En ocasiones se dice que el ser humano es un ser con instintos, y fundamentalmente se dice que él posee un instinto sexual, un instinto materno y otro de autoconservación; pero la experiencia nos enseña claramente que no hay tales. Si la sexualidad humana estuviera regida por un «instinto sexual», no habrían comportamientos perversos en ella, es decir, «perversiones sexuales»; no habría homosexuales, pederastas, fetichistas, exhibicionistas o vouyeristas, ni ninguna de las conductas extravagantes que se presentan en la vida sexual de los seres humanos. Si hubiese un «instinto materno», las mujeres no recurrirían al aborto, no darían en adopción a sus críos y no maltratarían a sus hijos. Y si hubiese un «instinto de conservación», los seres humanos no pondrían en riesgo su vida tal y como lo hacen permanentemente, por ejemplo, en la práctica de los deportes llamados extremos o en el abuso de sustancias psicotrópicas.”

La cuestión es que somos seres sociales que debemos realizar acciones negativas, para poder vivir. Por su necesidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s